Hazte Amigo
de la Fundación Estudio

Colaborar con la Fundación Estudio, supone apoyar el desarrollo de nuestras actuales actividades así como los futuros proyectos.

Web Content Display

Incentivos Fiscales al Mecenazgo / Regimen Fiscal de Mecenazgo

1- ¿Cuáles son las entidades beneficiarias del mecenazgo a los efectos de la Ley de Mecenazgo?

El artículo 16 de la Ley de Mecenazgo recoge como entidades beneficiarias del Mecenazgo a las siguientes:

Las entidades a las que les sea de aplicación el régimen fiscal previsto en esta Ley, es decir, en términos generales, las fundaciones y asociaciones declaradas de utilidad pública, que cumplan con todos y cada uno de los requisitos establecidos en el artículo 3 y hayan optado por la aplicación de este régimen.

Articulo 3:

  • Que persigan fines de interés general (asistencia social, educativo, promoción voluntariado…)
  • que destinen a la realización de dichos fines al menos el 70% de las siguientes rentas:
    • Rentas de explotación económica
    • Rentas derivadas de trasmisión de bienes
    • Ingresos obtenidos por cualquier otro concepto (deducidos los gastos concurridos para obtenerlos)
  • que la actividad realizada no consista en el desarrollo de explotaciones económicas ajenas a su finalidad estatutaria.
  • que los fundadores, patronos..miembros de gobierno hasta 4º grado, no sean los destinatarios principales.
  • que los cargos de patrono sean gratuitos (con excepción de devolución de gastos)
  • en caso de disolución, su patrimonio se destine en su totalidad a otra entidad considerada como entidad beneficiaria del mecenazgo.

- Otras entidades beneficiarias (Museo del Prado, Cruz Roja, Iglesia..)

2- ¿Qué tipo de deducciones tienen las donaciones realizadas a entidades beneficiarias del mecenazgo?

Personas físicas: derecho a una deducción del 25% de la cantidad donada, no pudiendo exceder el 10% de la base imponible del periodo impositivo

Personas Jurídicas: derecho a deducir de la cuota íntegra, minorada en las deducciones y bonificaciones previstas, el 35% de la base de la deducción determinada según lo dispuesto en el artículo 18 de la Ley de Mecenazgo. La base de esta deducción no puede exceder el 10% de la base imponible.

3- ¿Cuáles son las aportaciones sobre las que se pueden practicar las deducciones previstas?

Donativos dinerarios, donativos bienes y derechos, donativos Patrimonio Histórico, donaciones puras y simples de obras de arte…

4- ¿Una vez recibido el donativo, que tiene que hacer la Entidad No Lucrativa?

La entidad debe expedir, a solicitud del aportante, un certificado al donante que sirva de justificante de la aportación realizada y también tiene la obligación de presentar entre el 1 y el 31 de enero de cada año, una relación de los donativos percibidos en el año anterior, ante la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, a través del modelo 182, incluyendo las aportaciones procedentes de personas físicas y de personas jurídicas. En el modelo 182 sólo deberemos incluir los donativos respecto de los cuales se haya emitido certificado a petición del donante.

5- ¿Qué información debe recoger el certificado de donación?

  • Número de identificación fiscal y los datos de identificación personal del donante y de la entidad donataria.
  • Mención expresa de que la entidad donataria se encuentra incluida en las reguladas en el artículo 16 de la Ley.
  • Fecha e importe del donativo cuando este sea en metálico.
  • Documento público u otros documentos auténticos que acredite la entrega del bien donado cuando no se trate de donativos en dinero.
  • Destino que la entidad donataria dará al objeto donado en el cumplimiento de su finalidad específica.
  • Mención expresa del carácter irrevocable de la donación, sin perjuicio de lo establecido en las normas imperativas civiles que regulan la revocación de donaciones.

6- ¿En qué consiste la figura del Convenio de Colaboración?

El Convenio de Colaboración es un acuerdo que suscriben, de una parte, el colaborador (persona física o jurídica) y, de otra parte, una entidad beneficiaria del mecenazgo, en virtud del cual aquel entrega una ayuda económica para la realización de las actividades propias de la Entidad sin Fines de Lucro, y ésta se compromete a difundir por cualquier medio, la participación del colaborador en tales actividades.

En los Convenios de Colaboración las "ayudas económicas" entregadas a la Entidad sin Ánimo de Lucro tendrán la consideración de gastos deducibles para determinar la base imponible del colaborador en el Impuesto sobre la Renta o en el Impuesto sobre Sociedades.

7- ¿Qué requisitos son necesarios para que exista un Convenio de Colaboración?

  • Es necesario formalizarlo por escrito.
  • La Entidad sin Fines Lucrativos tiene que estar incluida en el Artículo 16 (entidad beneficiaria del mecenazgo)
  • Que el colaborador entregue una ayuda económica, para las actividades que la Entidad sin Ánimo de Lucro realice en cumplimiento de su objeto o finalidad específica.
  • La persona física o jurídica que se aplique este beneficio por apoyar a una Entidad sin Fines de Lucro, no podrá hacerlo del resto de las deducciones previstas en la Ley de Mecenazgo por esas mismas cantidades. Es decir, el gasto deducible que constituye un Convenio de Colaboración para el colaborador, no puede dar lugar, a su vez, a una deducción por donativos.

8- ¿Qué es un Patrocinio Publicitario?

Artículo 24 de la Ley 34/1988,
Contrato en virtud del cual el patrocinado, a cambio de una ayuda económica para la realización de una actividad deportiva, benéfica, cultural, científica o de otra índole, se compromete a colaborar en la publicidad del patrocinador. Este contrato de Patrocinio Publicitario se regirá por las normas del contrato de difusión publicitaria cuando le sean aplicables.

9- ¿Qué diferencia existe entre el Convenio de Colaboración y el Patrocinio Publicitario?

La diferencia fundamental radica en la finalidad que se persigue. En el patrocinio, el fin perseguido por el patrocinador es la publicidad que va a obtener con la colaboración. En el Convenio de Colaboración el fin perseguido es favorecer la consecución de las finalidades perseguidas por la Entidad sin Fines de Lucro.